Alrededor de 130 menores padecen sordo-ceguera en Cuba

Analizar las principales experiencias nacionales y extranjeras desde una perspectiva integral es uno de los objetivos del Primer Taller Internacional de Atención a esta patología

Aunque la cifra indica una población no mayoritaria, en Cuba existe  voluntad política para atender de manera especializada a los niños y adolescentes (130) — y también a sus familias— que padecen sordo-ceguera.

Esta es una de las patologías más complejas que enfrentan los maestros en la educación especial, pues la falta de estos dos sentidos, y también del habla, los obliga a apelar a las sensaciones, al tacto, para lograr educarlos y elevar su calidad de vida.

En conferencia de prensa, a propósito de Primer Taller Internacional de Atención a la Sordo-Ceguera Defendiendo la esperanza —el cual tendrá lugar del 11 al 13 de julio en el Palacio de las Convenciones— Moraima Orozco, directora nacional de Educación Especial, se refirió a un proyecto de investigación que propició un modelo para atender a estos niños.

“En el encuentro presentaremos el resultado de esas investigaciones, que nos han llevado a defender la tesis de que estos pequeños, a pesar de su discapacidad y limitaciones, pueden ser educados”.

Moraima señaló que ellos, en su mayoría, presentan también otras patologías, por lo cual hay que trabajar a partir de las especificidades. Un ejemplo es que más de 20 han recibido el implante coclear que les devuelve la audición, lo cual conlleva un trabajo diferenciado para que puedan adaptarse a escuchar los sonidos desde su ceguera.

Destacó que en Cuba alrededor de 600 personas, entre guías, maestros y especialistas de diversas ramas, se dedican a la atención personalizada de estos niños y niñas, para desde la psicología y la pedagogía lograr su integración a la familia y al contexto social.

Al encuentro asistirán 170 delegados de Argentina, Colombia, España, México, Puerto Rico, Panamá, El Salvador, Angola y Venezuela, así como 50 especialistas cubanos, la mayoría de ellos doctores en ciencias o máster en Educación Especial o en Ciencias de la Educación.

Entre las temáticas que se abordarán están la concepción multisectorial y comunitaria para el tratamiento a la sordo-ceguera; la familia y su rol protagónico en la educación de sus hijos; diagnóstico y evaluación; enfoque preventivo; atención educativa integral; estimulación temprana; tratamiento psicopedagógico y atención a la familia; el implante coclear, así como la formación y superación de los docentes que atienden a estas personas.

En la primera sesión de trabajo se impartirán cuatro cursos por especialistas cubanos, y luego se desarrollarán paneles, donde cubanos y extranjeros podrán intercambiar sobre sus prácticas pedagógicas.

Durante el desarrollo del evento, los delegados de otros países tendrán la oportunidad de visitar la escuela especial William Soler, cuya misión es mejorar la calidad de vida de los niños, adolescentes y jóvenes con sordoceguera y con discapacidad múltiple, sobre la base del desarrollo de la comunicación, la orientación y movilidad, así como la adquisición de conocimientos.

Se trata de un centro de atención integral para las personas con las características antes mencionadas, y es un espacio científico-metodológico para la preparación de profesionales y familias.

Este Taller Internacional de Atención a la Sordo-Ceguera es auspiciado por el Ministerio de Educación (MINED), el Centro de Referencia Latinoamericano para la Educación Especial (CELAEE) y el Grupo de Intercambio Científico Educacional de la República de Cuba, y tiene como objetivo analizar las principales experiencias cubanas e internacionales desde una perspectiva integral.

Comentarios

Quien le escribe precursor de

Quien le escribe precursor de la sordoceguera en Cuba, nativo de la provincia Granma, Jefe de ciclo sordociego en la escuela Ernesto Guevara de la Serna,Hoy estoy cumpliendo misión en El Salvador tarea que me ha dado nuestra Revolución nuestro partido, por tal motivo no estoy presente para compartir las experiencia del territorio Granmense, pero si estoy orgulloso de que nuestro país, que es un sueño hecho realidad, haber realizado el primer taller  internacional de atención a las personas sordociegas, Gracias Revolución cubana, por la oportunidad. Rafael AguilarTamayo