Escuela Vocacional de Arte El Cucalambé

Ícono de arte y pedagogía

La enseñanza artística desde edades tempranas tiene un buen escenario en esta escuela

“¿La escuela?, es el centro cultural de la provincia”,   responde sin pensarlo Damaris Escalona   Leyva, subdirectora de actividades de   la Escuela Vocacional de Arte (EVA) El Cucalambé,   de Las Tunas, y sus palabras revelan   un sentido de pertenencia arraigado en   sus 183 trabajadores.   

Damaris reseña cómo este centro, que   marca pautas entre sus similares de la enseñanza   artística en el país, se ha insertado   en la vida cultural del territorio mediante   proyectos comunitarios y de otras actividades   que satisfacen necesidades espirituales   y fortalecen valores sociales, herramientas   útiles en el empeño de fomentar la identidad.   

“Son múltiples y diversas las muestras de   esa integración” y ejemplifica con el trabajo   que realizan con la orquesta de guitarras   Isacc Nicola, una agrupación profesional integrada   por profesores que no abandonan el   aula; el dúo Presto; las agrupaciones vocales   Melissma y ANCORE (de nueva creación); el   coro Euterpe; la compañía de danza contemporánea   EMOVERE; y el proyecto en ristre   de la orquesta de cámara Brindis de Salas;   además, de la incorporación de egresados a   las principales agrupaciones musicales del   territorio.   

“Todo sin descuidar la calidad y el rigor de   la enseñanza artística y el apego a los programas   del Sistema Nacional de Enseñanza”, amplía   la MsC. Nury Cantallops Borrego, quien   aplaude el hecho de que unos 50 egresados ejerzan   la docencia en la escuela: “Eso aumenta el   sentido de pertenencia”, reconoce.   

“De otra forma no fueran posibles tantos   lauros”, confirma Idania Pozo Valdivia,   secretaria general del buró sindical, convencida   de que gracias al buen desempeño cotidiano   del colectivo laboral esta institución,   inaugurada por Armando Hart Dávalos en el   año 1989, ha obtenido la condición de Vanguardia   Nacional del Sindicato de la Cultura   en 17 oportunidades y ostenta importantes   reconocimientos otorgados por el Consejo de   Estado, la CTC, la Sociedad Cultural José   Martí, la UNEAC, la Asociación Hermanos   Saíz y otros instituidos por las autoridades   de la provincia.   

La EVA El Cucalambé es ícono de excelsa   labor donde se juntan el arte y la pedagogía   y deviene insignia de dos sectores:   Cultura y Educación, cuyos trabajadores  celebran su día el 14 y el 22 de este mes,   respectivamente. Sirva esta reseña de bien   merecido tributo.    

Tomado de la Edición Impresa, página 10