Nueva semana de huelgas en Alemania

Se suman más 40 mil personas al paro del sector público

Berlín.- Cerca de 40 mil  personas se sumaron hoy en los estados federados alemanes de Hesse, Baviera y Baden-W rttemberg al segundo día de huelga en una nueva semana de paros parciales en el sector público alemán para reclamar mejoras salariales, informó el sindicato Verdi.
 
Tras una segunda ronda de negociaciones, los sindicatos rechazaron la semana pasada la propuesta presentada por la patronal, que contempla aumentos salariales para los empleados públicos del 3,3 % de forma gradual en los próximos dos años.
 
 "Lo que los empleadores públicos han puesto de momento sobre la mesa constituye una reducción programada del salario real" al no compensar la inflación, declaró el presidente de Ver.di, Frank Bsirske, en un acto de protesta en la capital bávara, Múnich, que congregó a unas 10 mil personas.
 
 Según el sindicalista, los aumentos salariales no son sólo un imperativo de igualdad social, sino también de responsabilidad económica.
 
 "Cuanto más funestos los pronósticos coyunturales en el espacio europeo, más importante es todo lo que ocurre en el mercado alemán", subrayó.
 
 El sector público alemán vivió hace dos semanas cinco días consecutivos de paros de advertencia, que tuvieron lugar alternativamente en los 16 estados federados y que fueron convocados por el sindicato Ver.di, que exige para los dos millones de empleados públicos aumentos salariales del 6,5 % o al menos 200 euros.
 
 Bsirske amenazó nuevamente con una huelga indefinida si de parte de la patronal no llega una propuesta aceptable y aseguró que en la tercera ronda de negociaciones prevista para el miércoles y jueves de la semana que viene "la suerte estará echada".
 
 En Fráncfort, los tranvías y el metro no circularon hoy y también en otras ciudades del estado federado de Hesse el transporte público se vio seriamente afectado.
 
 En Múnich, Núremberg y otras ciudades bávaras las guarderías públicas permanecieron cerradas y los servicios de recogida de basura y de limpieza no realizaron su labor habitual.
 
 Mientras, en Baden-W rttemberg, unos mil empleados públicos se sumaron a los paros de advertencia.
 
La huelga afectará mañana al estado federado de Renania del Norte-Westfalia y a la capital alemana.
 
 En Colonia, Dusseldorf y las grandes ciudades de la cuenca del Ruhr, gran parte de los autobuses y tranvías municipales no saldrán de las cocheras, mientras que en Berlín, los paros se dejarán notar principalmente en lo servicios de limpieza.

Tomado de EFE