Economía endulzada

La conmemoración del Primero de Mayo se torna más “sabrosa” en Ciego de Ávila provincia que clasifica entre las punteras por los resultados integrales de la zafra

La zafra ya no está subida de “sal” en la central provincia cubana de Ciego de Ávila. Años atrás las pérdidas eran millonarias, hoy el balance económico registra un saldo superior a los 10 millones de pesos de utilidades.

Influye la disminución de los costos de producción: “La conversión de todo el azúcar crudo en refino en el central Ecuador y el consumo a nivel provincial del 44 por ciento del combustible planificado, solo por concepto del óptimo uso del fuel oil, le ahorramos a la economía casi 10 millones de pesos”, menciona entre los dividendos Norelvis Gallo Saroza, director de la Empresa Azucarera del territorio avileño.
 
Sin caña, no hay azúcar

Uno de los fumigadores de herbicidas se detiene en la punta del surco. “La fiesta de los trabajadores este Primero de Mayo está subida de azúcar, estoy muy contento porque nuestro central Ecuador figura entre los punteros”, afirma Enrique Pedraza Castro y continúa, con mochila a cuesta, el recorrido por los cañaverales de la UBPC Comandante Guevara, la  de mayores rendimientos entre las entidades de su tipo en Ciego de Ávila.

Flor María Márquez festeja junto a sus compañeros: “Ya cumplimos el plan técnico económico y no paramos porque este ingenio se quedará moliendo como piloto hasta el final de la zafra en la provincia”, destaca la dirigente sindical del coloso Ciro Redondo.

En la industria Enrique Varona, donde el colectivo laboral reanimó la maquinaria luego de un tiempo de inactividad, también hay alegría porque el territorio avileño supera el 80 por ciento de aprovechamiento de la capacidad potencial de las fábricas, cifra que representa la más alta molida en el país por segundo año consecutivo; reduce de forma considerable el tiempo perdido industrial y logra calidad superior de las  más de 135 mil toneladas producidas hasta la fecha; 24 mil por encima de la contienda del 2011.

El ingeniero Gallo Saroza argumenta que tal crecimiento es el fruto del sobrecumplimiento de los rendimientos agrícolas estimados antes de arrancar la contienda azucarera. “Actualmente, ejemplifica, se superan las 45 toneladas por hectárea, el programa de siembra sobrepasa las 900 hectáreas en relación con lo logrado de enero a abril del pasado año, y más del 90 por ciento de las unidades productoras son rentables.
 
“Estas ventajas posibilitan el incremento de la materia prima fundamental para la producción de derivados, tales como la miel urea bagacillo que ya se materializó el plan anual y seguimos produciendo,  la levadura torula sobrepasa las 300 toneladas respecto al real del año anterior, el alcohol está al 90 por ciento y tiene posibilidades de cumplir el compromiso total.  
 
“Vale significar que todo esto se logra con los volúmenes cosechados en las áreas prevista para la presente campaña, sin sacrificar ni una hectárea de caña destinada a la zafra del 2013, pues defendemos nuestra inversión principal dirigida a la siembra de caña y la atención a los retoños para crecer 18 por ciento”.    

El futuro inmediato

Cuando los pitos de las tres industrias avileñas anunciaban el sobrecumplimiento del plan técnico económico de la provincia ─segunda del país que lo logra, solo antecedida por  Sancti Spíritus─ y del compromiso extraplan con la dirección de la Revolución, el entusiasmo impulsaba las labores de reparaciones para el rescate del central Primero de Enero.

“Allí se acomete el montaje de una caldera de 60 toneladas y otras inversiones, con el propósito de dejar lista la fábrica para la próxima temporada azucarera que abriremos el combate con cuatro plantas moledoras”, afirma Norelvis.

Los azucareros demuestran que ellos saben moler alto  y con eficiencia, por eso encabezarán allí el desfile de los Sindicatos en la inminente fiesta por el Día Internacional de los Trabajadores.