Unidos para todos los tiempos

Como cada año, mayo nos convoca. Recibámoslo unidos y firmes

“Somos, todos unidos, una imagen para el mundo” dijo una sindicalista en un reciente taller sobre la historia del 1º de Mayo. Y me pareció la forma más resumida de caracterizar la repercusión internacional de las formidables marchas que desde las 7 y 30 de la mañana inundarán de dignidad y patriotismo la Plaza de la Revolución José Martí de la capital y llenarán todas las plazas y parques del país.

Ellas serán el colofón de una jornada de homenaje a dirigentes sindicales destacados, de recorridos por centros con resultados relevantes, de intercambio con los veteranos.

Ha sido además contexto propicio para la reflexión sobre las condiciones laborales de los asalariados en otras latitudes, como lo han estado haciendo aquí los participantes en la Conferencia Internacional de la Juventud Trabajadora, organizada por la Federación Sindical Mundial, que ha centrado el análisis sobre la precaria situación de este sector de la población, que en muchas partes del orbe ve mermado de manera creciente su acceso al mundo laboral.

Tras los desfiles vendrá el acto de imposición de condecoraciones y títulos honoríficos a trabajadores destacados; el tradicional encuentro de solidaridad  que reunirá el 2 de mayo a siempre fieles amigos de Cuba; el reclamo por el regreso de los Cinco que se hará sentir en las actividades del día 5 en los centros laborales y en el foro interactivo que organizado por la CTC en esa misma fecha involucrará a familiares, abogados  y a todos aquellos que dentro y fuera del país se empeñan porque triunfe la justicia.

Como cada año, mayo nos convoca. Recibámoslo unidos y firmes, para todos los tiempos.