Nuestros adolescentes… ¿por qué fuman?

Las encuestas responden: por imitación  y por sentirse mayores. A ninguno  le gusta su primer cigarrillo, pero es un signo de falsa madurez superar  los primeros mareos y continuar fumando.

Las encuestas responden: por imitación  y por sentirse mayores. A ninguno  le gusta su primer cigarrillo, pero  es un signo de falsa madurez superar  los primeros mareos y continuar fumando.  

Mira a un adolescente que fuma  y analiza:  

- Sus amigos son fumadores.  

- Los padres no supervisan tanto  su vida como lo hacen otras familias.  

- Tiene un rendimiento escolar  más bajo de lo normal.  

- Participa en pocas actividades  extraescolares, especialmente de  tipo deportivo.  

- No tiene percepción negativa  del tabaco.  

¿Y qué puede suceder después?  Porque el tabaco no solo tiene efectos  a largo plazo. También provoca algunos  efectos muy desagradables que se  pueden convertir en buenas razones  para que tu hijo deje de fumar:  

- Ocasiona dolores de cabeza y  disminuye la concentración.  

- Dificulta la respiración y la  práctica de deporte.  

- Disminuye la elasticidad de la  piel y produce arrugas.  

- Favorece el acné y provoca cansancio.  

- Impregna mal olor en las ropas  y propicia la aparición de manchas  en los dientes.  

Tampoco hay que olvidar las  cuestiones más graves, como son los  problemas cardiacos (infarto, angina  de pecho), enfermedades crónicas  del aparato respiratorio (bronquitis,  enfisema), causa el 30 % de los cánceres  (pulmón, traquea, laringe...),  úlcera de estómago y múltiples problemas  circulatorios.  

¿Cómo ayudarle a abandonar  ese dañino hábito? Los expertos recomiendan  decirle que debe dejarlo  de golpe, que elija una fecha especial  procurando que no sea una época de  exámenes.  

- Si le apetece un cigarrillo después  de comer, dile que se levante  nada más terminar y que quite la  mesa o dé un paseo.  

- Dale mucho líquido, sobre  todo jugos de frutas y ofrécele comidas  ligeras, sin demasiado condimento.  

- Si con la voluntad es imposible  dejar de fumar, ¿qué hacer?  Hablar con su médico que le podrá  ayudar. Recuerda que en cada  área de salud hay programas para  deshabituación del tabaco.