Tenemos el deber de educar a los trabajadores y movilizarlos en función de la economía

Expresó Carmen Rosa López Rodríguez, segunda secretaria de la Central de Trabajadores de Cuba, al valorar la labor del Movimiento Sindical y el proceso previo al XX Congreso de la CTC

“Tenemos el deber de educar a los trabajadores y movilizarlos en función de la economía, pues son partícipes activos de la actualización del modelo y la implementación de los Lineamientos”, expresó Carmen Rosa López Rodríguez, segunda secretaria de la Central de Trabajadores de Cuba, al valorar la labor del Movimiento Sindical y el proceso previo al XX Congreso de la CTC.

En declaraciones a periodistas en la provincia de Cienfuegos, la también miembro del Consejo de Estado subrayó que el Movimiento Sindical tiene dos misiones fundamentales en el socialismo: organizar y representar a los trabajadores y movilizarlos en función de las tareas principales del país.

“Las conferencias que realizamos demuestran que nos estamos concentrando en esos propósitos, así como en el funcionamiento y la sindicalización de las tres fuentes reconocidas en los Estatutos: los trabajadores estatales, no estatales y jubilados”, afirmó.

Sobre los trabajadores no estatales consideró que constituyen una fuerza que debemos sumar y organizar y afiliarlos según la actividad que realizan. “Debemos seguir laborando con ellos desde el punto de vista político-ideológico, explicándoles qué representa el sindicato”, añadió.

Señaló además, que "estamos en el deber de repersentar más a los trabajadores en la exigencia de condiciones laborales, ambientales e higiénicas adecuadas y en el caso de los no estatales, indicarles la importancia de que aporten a la seguridad social, pues hay mucho desconocimiento en ese sentido”.

Proceso superior

La segunda secretaria de la CTC manifestó también que previo al XX Congreso se han desarrollado ya importantes procesos. Uno de ellos fue la presentación del plan de la economía y el presupuesto a los trabajadores.

Al respecto valoró que los resultados integralmente fueron superiores y destacó la participación de los cuadros y dirigentes administrativos en las asambleas, la calidad de los acuerdos adoptados y las respuestas y soluciones dadas.

“Ha quedado claro que los trabajadores no aprueban el plan, sino que contribuyen son su labor al cumplimiento”, agregó.

“Otro proceso importante ha sido el de balance de las organizaciones de base, el que ha permitido el fortalecimiento y la incorporación de jóvenes que puedan ser los futuros dirigentes sindicales en el país”, dijo y añadió que debe lograrse un balance adecuado entre hombres y mujeres en las direcciones de las secciones sindicales, pues priman mayoritariamente las féminas.

Precisó que antes de la realización de la sesión final del XX Congreso se analizará en cada colectivo el anteproyecto de Código de Trabajo y del documento base, cuyos temas fundamentales estarán basados en las transformaciones que deben ocurrir en el trabajo del Movimiento Sindical para las nuevas etapas y en los 22 objetivos que fueron aprobados en el 89 pleno del Consejo Nacional de la CTC, después de haber adecuado los objetivos de la Primera Conferencia Nacional del Partido y los Lineamientos.

“En ese documento se definirán las tareas para el nuevo período”, apuntó finalmente.